C/ Tejón y Rodríguez, 9 7ºA - 29008, MÁLAGA | info@micreditoya.es

Confirming, Factoring,...


Factoring
El factoring -también conocido como anticipo de facturas- es una técnica financiera que consiste en ceder un crédito comercial a corto plazo, reflejado en una factura comercial a una entidad especializada, que adelanta el importe de la venta al cedente. Posteriormente se ocupará de cobrar el dinero estipulado al deudor en la fecha acordada.

Con el factoring, la empresa conviertirá las facturas emitidas a plazo a los clientes en dinero en efectivo de forma inmediata, sin necesidad de esperar. Además, si se trata de la variable factoring sin recurso, el servicio lleva aparejada la garantía contra los impagos. En el caso de que la factura resulte impagada, es la entidad financiera se encargaría de tratar de recobrar el crédito.

Confirming
El confirming por su parte es un servicio de pago a proveedores, mediante el cual la entidad financiera se encarga de gestionar y pagar las facturas de los proveedores emitidas por la realización de trabajos, permitiendo así al proveedor el cobro anticipado de sus trabajos.

La entidad de financiación gestionará el pago a los proveedores de la compañía y les propone voluntariamente cobrar los trabajos facturados al cliente de forma rápida, sin tener que esperar al tiempo estipulado de cobro.

En qué se diferencian uno de otro

  1. El confirming se realiza sobre los proveedores y el factoring sobre los clientes.

  2. El factoring es una técnica de cobros, mientras que el confirming es un servicio de pagos.

  3. En el anticipo de las facturas, la compañía logra liquidez con las ventas a plazos a sus clientes, mientras que el confirming es una herramienta que facilita el pago a los proveedores.

  4. En el confirming es el proveedor del cliente el que se asegura el cobro de sus trabajos, mientras que en el factoring es el propio cliente de la entidad financiera.

  5. En el confirming mejora la capacidad de negociación con los proveedores porque éstos saben que tendrán financiación garantizada, mientras que con el factoring la empresa gana flexibilidad a la hora de negociar plazos con los clientes, ya que sabe que cobrará el trabajo inmediatamente sin influir el plazo pactado para el pago.

Préstamos personales estando en ASNEF o en RAI